Los Coquillos

domingo, 21 de junio de 2009


Como algunos sabrán, he tenido el privilegio de los mortales de viajar y estudiar en diferentes lugares fuera de mi isla. En mi cámara del recuerdo albergo muchas impresiones, algunas de formato póster y otras, cercanas a la menudencia. De éstas últimas, cabría destacar aquellas donde en mis ratos de estudios o quehaceres rutinarios, dejaba puesta la música, atrayendo así a mis amigos al umbral de la puerta. Entonces preguntaban qué escuchaba. "Pues Los Coquillos", respondía yo en aisladas ocasiones. Y aquello les arqueaba las cejas y sonreían. Y yo me contentaba con aquello y sonreía igual; igual que ayer cuando, frente al escenario, sonaba aquel Volver de Chavela Vargas.




Volvía a sentirme un enano, cantando la alegría de lo inesperable, de esa larga fuga y su regreso de la famosa "Prisión provincial". Con tropicales y abrazos brindábamos esta larga nostalgia que tanto ellos como nosotros esperábamos. Todos sabíamos que este grupo de Pop/Rock de nuestros 90' sería eterno, interminable, que sus vacaciones no se alargarían por muchos años. Más desde aquel fenómeno en que su famoso tema "Borracho hasta el amanecer" se convirtió en número uno en Latinoamérica, una década después. Y veíamos a Ginés en la Biblioteca de nuestra universidad con ganas de coger la guitarra y dejarse la peluca. Precisamente a orillas de esta, nuestra sempiterna Playa de Las Canteras, de Manuel Padorno, de los domingueros, de los pescadores de la Peña, de los surfistas de la Cícer, de los guiris enrojecidos, de los veleros...ahí, en "nuestra casa", la noche del solsticio se embriagó con las voces, rifeos y arpegios de Los Coquillos.

Son momentos donde la carcajada enerva al tiempo hasta derrotarlo por completo. El concierto y este pase al hueco a lo Germán -como dice Ginés- se nos pasó tan rápido que nos quedamos con el mono de seguir canturreando y estirar los codos al aire, con esos temas brutales, propios de nuestro repertorio colectivo como es "Si, si, si" o aquellos que no se llegaron a tocar como son "Vuela en Guagua", "La cabra de la Legión" o "Sr. Entrenador". Pero también la noche suele despertarse y, como canta Chavela Vargas, volver.

Les dejo con un temazo que también tocaron ayer: "Si,si,si".
Y también lamento no poder colgar fotos propias del concierto, que están en manos ajenas...





Foto by José Carlos Guerra, en Flickr.

2 comentarios:

Corso dijo...

Tú eres muy joven, pero "Los Coquillos" es la banda sonora de las primeras marchas de los de mi generación... los abuelos cebolletas.

Diebelz dijo...

Bue...tampoco me llevas mucho de edad, pero guays ! Na, lo cierto es que de mis primeras marchas sí que no era una banda sonora...bue..menos "borracho al amanecer".

 
Design by Pocket Blogger Templates