Sesión continua

viernes, 25 de septiembre de 2009



Puede que dentro de unos meses, cuando me vea frente a un interminable examen, reaccione así. Pero, sinceramente, hoy me ha costado retomar estos 3 kilos de temarios para las oposiciones. Entre los apuntes y la blanquecina pared, ganó el pulso el recuerdo. Recordé muchas cosas, algunas longevas, otras jóvenes; y entre ellas una sesión continua en la lejana Buenos Aires. Allá, junto a la Recoleta que da nombre a todo un barrio, avisté un Centro Cultural y en ella una exposición que se presentó como una segunda oportunidad en mi vida. Si no caí en el hemisferio norte, debía hacerlo en el del sur. Abrí mi cartera con asombro: no había colas bebidas de excitación. ¿Acaso no les llegaban las sinfonías de John Williams al oido? ¿Rezaban un te deum en la iglesia adosada a esta autopista de escape, con destino hacia las estrellas?

Sea como fuere, me adentré. Ahí de pronto volví a mi juventud tardía. En alguna lejana galaxia, y a muchos años luz de mi nacimiento, unos intrépidos Jedis rodaban la lucha contra el Imperio del mal y por la instauración de la República. Tanto tiempo hacía que no logré ir al estreno en los cines; de hecho, sólo los llegué a ver en un cuadrilátero de technicolor. Pero como muchos amigos míos, yo también volé en la chatarra del Halcón Milenario con Han Solo y la princesa Leia, Chewacka, R2-D2, C3-PO y Luke Skywalker. Conocimos lugares inciertos de una cartografía tan difusa como el origen de los astros que lucen la intemperie; personajes tan honestos y humildes como el maestro Joda, Obi Wan Kenobi, los entrañables Ewoks -de los cuales me acuerdo haber visto en dibujos-, y los desafiantes malos que parecían encubrir alguna teoría psicoanalítica de Freud. O bien quédense con esta frase que todavía hoy resuena más allá de la exosfera: Luke, yo soy tu padre.

Aunque no me hablaran y se exhibían silentes tras unos extensos ventanales, el anhelo por estrujar la marcha del imperio en inocuas notas era palpable. Quería rebobinar la obra maestra de la ciencia ficción, seguir siendo protagonista de aquella saga, enamorarme de la princesa Leia, erradicar el mal del universo y todo en sesión continua. Quieran o no, Star Wars -o su versión de Mel Brooks- es incomparable con otras películas, con otras generaciones. En definitiva, Star Wars es, como diría Borja Pérez: ¡es la vida! ¡¡La vida!!

Salí por tanto de aquella sala y Buenos Aires se concebía como su nombre indica; destellante, con el cielo impoluto. La sonrisa se te grapa en el rostro y los destinos se fruncen. En mi recuerdo suena un estribillo y tarareo para mis adentros. Tan lejos tuve que partir para volver, en esta sesión continua.



5 comentarios:

Azuky dijo...

Mañana regresa Marwan a la sala paraninfo, irás a verlo, no? :-)

Besos! Que todo vaya bien!

Corso dijo...

Yo tengo ganas de pasar un domingo tirado en el sofá y meterme las 6 pelis de la saga. 12 horas de Star Wars... ¡qué gustazo!

¡Ah!, y yo he visto las 6 pelis en cine y no soy tan mayor, recuerda que para el 20 aniversario estrenaron la Trilogía Original en el cine... y ahora hay rumores de un nuevo estreno de la saga completa en 3D.

Diebelz dijo...

Azuky, por supuesto que voy. Aunque espero que toque algo nuevo...xD

Corso, 12 horas...eso es como viajar de Madrid a Buenos Aires...y las 2 horas a Las Palmas para un especial de George Lucas ! xD. Los del XXº aniversario no me enteré y lo del 3D ni idea. Se nota que sigues en la órbita del consejo Jedi !

Salu2 a los dos !

kiram dijo...

Ay, los recuerdos... qué buenos son a veces :)

Yo tengo uno parecido, una de las veces que vine a las Palmas cuando aún estaba en Lanzarote, exhibían en la biblioteca insular (por ese entonces la de las ranas) una innnmensa colección de figuras de Star Wars, incluyendo enormes ATAT donde podías meter a los soldados imperiales... Brutal. Aunque imagino que ver algo similar en un lugar tan lejano de tu casa tiene mucho más encanto ;)

Una pena que no te llevaras a Chenko!!!


Besos!

Diebelz dijo...

Joer, Kiram ! Yo de todo eso que me cuentas no tenía ni idea !! Igual todavía estaba por Alemania...

Chenko me odia...por llevar unas letras minúsculas en "Comic Sans" en una camiseta...xDD

Salu2 y Bss !

 
Design by Pocket Blogger Templates