Mein President

miércoles, 25 de noviembre de 2009



Reímos. La gente aleteaba sus palmas al viento y asomaba sus risueños rostros desde un tren de Barrio Sésamo que creí haber perdido en el tiempo que corre despavoridamente hacia un futuro sin inocencia. Pero no por ello reímos, sino por lo surrealista que puede llegar a ser que en una serie de humor la ciudad de Mönchengladbach sea un apreciado destino turístico.


Ambrosio, Adolfo, Eva, Susan y Hans, según laian.



La referida serie es Mein President, una obra satírica que no arrasa (¿arrasará?) en Internet y que cuenta en clave de kitsch las aventuras del recién elegido Bundespresident Adolfo y su mujer Eva, sus hijos Hans (un osito con dotes de Michael Winslow) y Susan, así como del mayordomo y consejero Ambrosio. La serie en sí no presenta novedad alguna y hasta puede que se mueva en un ambiente ya desinflado y más que visto. Pero lo verdaderamente surrealista es ver a estos humoristas hablar de tópicos, lenguajes e historias con soltura y en castellano, en un escenario que se me asemejaba al teatro televisado ya extinto. Para un hispanoalemán -y que para más inri es de esa región donde ahora veranean Adolfo y compañía- es agradable reirse de cómo untan la salchica como magdalenas en el café o hablan sin tapujos de las manías ajenas por cenar más allá de las 6 de la tarde (¿o será de noche?). Eso sí, lo imperdonable es que sean del Bayern München y lean el Bild. En fin, todo un delirio alemán que os invito a ver para que se rían como yo y mis amigos alemanes (que solo entendieron Mönchengladbach y Wickrath)

Aquí el enlace: Mein President

0 comentarios:

 
Design by Pocket Blogger Templates