The Good Heart (Un buen corazón)

domingo, 18 de julio de 2010


"Don't make no difference what nobody says, 
ain't nobody wanna be alone."


 A la sombra de los vertiginosos rascacielos que nacen del enjambre furioso que es New York, yacen dos historias anónimas e inertes. La una, es la del viejo Jacques (Brian Cox), ilustre maestro del sarcasmo y el malhumor; la otra, es la del joven aprendiz Lucas (Paul Dano), habitante de las calles y los cartones, un escuálido vagabundo que no conoce la maldad. Y ambos, como es habitual en las grandes urbes de nuestros corazones, se tropezarán. 

 Jacques le explica a Lucas la "encarnación del pedo".

Las blancas salas se llenarán de (des)esperanzas, se cruzarán miradas, gestos y el viejo y el joven, el bueno y el malo, el uno que busca la vida y el otro la muerte, comenzarán a danzar en este sueño de vida. La última obra del director islandés Dagur Kári trata precisamente sobre esta noria en la cual toman asiento no solamente estas dos personas, sino aquellos en torno a cuales giran. Aparecerán los extraños cronopios del antro de Jacques y una mujer que perdió un vuelo. Un cocinero particular y oriental sin cocina. Un ganso navideño que busca una metamorfosis en el moderno Ebenezer Scrooge. Y fantasmas del pasado buscando el futuro. Son los ingredientes indispensables para estos dos seres que, marginados por la vorágine de nuestro tiempo, amenazados por el abrazo de la soledad, necesitan para apaciguar su hungry heart. Sí, pese al hedor de las flacas veredas, los negros perfiles de nuestros nidos, el futuro desamparado, así suena esta película. Aunque Kári confronte dos púgiles en la cancha del mundo, tense las cuerdas con dos cuestiones: ¿debemos ser rudos, fuertes y desalmados, adaptarnos a nuestro entorno? ¿O será mejor ser un subversivo, exhibir el lado más cándido y noble de nuestros pechos palpitantes? ¿Compartimos o monopolizamos? Una batalla entre maestro y alumno y en el cual, pese a las apariencias, es difícil proclamar un vencedor incluso al final de la cinta. 

Pero hagan sus apuestas y sonrían (o al menos hagan el intento por un momento) mientras ven girar estas vidas.  Porque Kári sabe perfectamente que los dramas deben relatarse con una cierta pizca de humor, aunque su cámara surque lugares monstruosos, asfixiantes. Lugares que solamente pueden recobrar el color con un buen corazón.






Título: The Good Heart (Un buen corazón)
Año: 2009.
País: Islandia, Francia, Dinamarca, Alemania.
Dirección: Dagur Kári.
Guión: Dagur Kári
Música: Dagur Kári y Orri Jonsson.
Fotografía: Rasmus Videaek.
Reparto: Brian Cox (Jacques), Paul Dano (Lucas), Isild Le Besco (April)
Producción: Zik-Zak Productions.

3 comentarios:

Bubucanena dijo...

Buena recomendación, aunque debo decir como mujer que soy que el carácter marcadamente misógino del actor principal está bien conseguido aunque no deja de ser incómodo.
Un siete, Sr. W.

P.S. Ich habe Sie angerufen, aber sie sind nicht dran gegangen. Ich hoffe, dass alles gut läuft.

quemandoescenariosdepapel dijo...

Vaya... que casualidad! genial la forma de exponerlo en este escaparate de letras y venta al público, la vi hace poco (por eso te digo lo de "que casualidad") y, ya ves, me quedé a diez minutos del final, cerré el portátil y volví a retomar la cinta unas 15 horas después... supongo que lo entenderás... jeje, en fin, que nos hemos vuelto a parar delante de las mismas imágenes, solo que usted ha sabido traducirlas en palabras... palabras que suenan bien! :) buenas noches!

Diebelz dijo...

Sí, Jacques es un personaje especial, jeje. De todas maneras 7 de 10 no está mal, Bubucanena.

Y el tema de retomarlo 15 horas después creo que lo entiendo perooo...yo no podría!

Besos y salu2 a las dos! ;)

P.D.: Y me alegro en coincidir con gustos cinematográficos!

 
Design by Pocket Blogger Templates