Seltsames licht (extraña luz)

sábado, 5 de marzo de 2011






Una extraña luz,
ella y yo
y todo, que entonces caía entre nosotros.
Nosotros, nos manteníamos,
pero no parábamos.
Cincelábamos nuestros nombres en el asfalto.
Escribimos:
Nosotros estábamos aquí,
igual que ustedes.

Tenía el culo lleno de felicidad
y el morro lleno de quejas.
Escogido para ir encorvado, sí, sí.
Me aferro a todo lo que no duela
pero un poco más de carácter no estaría mal
cuando entonces canto:
Yo, yo estuve aquí
igual que ustedes.

Y así como fue, no debe ser nunca.
Así como es, no debe quedar.
como será entonces, puede que quizás
lo decida solo el jorobado invierno.
Pero nos volveremos a ver seguro.
Algún día.

Cogíamos aire
en una cama frente a la ventana,
ampliamente abierta para ahuyentar el silencio.
Te contemplé interrogador, 
y tú te reías de mí.
Pero tus labios formaban silenciosamente tu rezo.
Decías:
Yo, yo me quedo aquí,
Así como ustedes.

Dos semanas más tarde, en el patio,
tu cuerpo inerte.
En una habitación inflada por flores y violencia
y seis pequeños niños ensartados en un oscuro traje.
y sus canciones denunciaban sordos en la noche.
Cantaban:
Por favor, por favor, quédate aquí,
como nosotros.

Y así como fue, no debe ser nunca.
Así como es, no debe quedar.
como será entonces, puede que quizás
lo decida solo el jorobado invierno.
Pero nos volveremos a ver seguro.
Algún día.

Seltames licht, de Gysbert zu Knyphausen. Translated by W.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Und seltsamer Text. Nichtdestotrotz finde ich, dass er ein Paar gelungene Bilder beinhaltet... schöne Übersetzung.

No lo conocía, jamás lo había escuchado...

María

Diebelz dijo...

Naja, so seltsam aber auch nicht, hehe. Dennoch, Gysbert es un cantautor que lo flipas!

Saludos, María! ;)

 
Design by Pocket Blogger Templates