#17 Antonio Vega - El sitio de mi recreo (1992)

martes, 12 de abril de 2011


Silencio, brisa y cordura
dan aliento a mi locura
Hay nieve, hay fuego, hay deseos
allí donde me recreo


Aún me acordonaba el aliento a los embarrados zapatos cuando recordé el pasado. Algún día, quisiera revelártelo, tumbado bajo la intemperie estrellada, conserjes de la eternidad. Te contaré cómo por las noches me estiraba de puntillas para ofrecerles a mis antebrazos un asilo sobre un ensoñado marco. Tras el alféizar husmeaba Cotufa y mi mirada interpretaba la luz tras su ventana con la vigilia de una estudiante en tiempos de COU y BUP. Imaginaba sus stickers de Snoopy, sus tostadas quemadas y sus canciones imposibles de entender en aquellos tiempos de Cola-Cao, bocadillos de Tulipán y Caballeros del Zodiaco.

Algún día, en una noche descubierta, bajo la nevisca de las olas, quisiera contarte cómo se me arrebolaban las mejillas y las voces metálicas de su radiocassette eran sueños premonitorios de este presente enamorado de la muerte.

Algún día quisiera enseñarte, con nuestra cómplice sonrisa, donde me recreo.






2 comentarios:

Anónimo dijo...

Einfach schee! ;-)

Es una de esas canciones que siguen haciéndome daño (ese dolor de lo que te afecta) una y otra vez, por mucho que la escuche nunca termino totalmente inmunizada, "abgestumpft", ¿sabes lo que quiero decir? No hay anestesia por escucha repetida ante esta canción...

María

Diebelz dijo...

Pues a mí me embriaga con una pura melancolía, no suele hacerme daño aunque puedo entenderte, porque hay canciones que se cicatrizan en uno...Como decía Elvira Lindo (en la novela que ando leyendo), las canciones siempre hablan de nuestras vidas...

¡Saludos, María! ;)

 
Design by Pocket Blogger Templates