Chico & Rita

jueves, 14 de julio de 2011


Con un estertor hundido, cabizbajo, aproando su contorno por La Habana ajada de nuestros días, un viejo limpiabotas huye del día. Taciturno se deja caer en su recóndito piso, vierte ron en dos vasos, enciende el resto de un cohiba y rueda entre discursos de Fidel y raídos mambos una canción que le sature su quebrada soledad. Pero entonces, inesperadamente, escucha aquella grabación de la RHC y el viejo anega sus ojos al pasado.

Cuando las partituras adquieren nombres intransferibles
Chico rebobina entonces su vida, comienza a recordar La Habana de la fulgurante y glamourosa Tropicana, los bares tiritando trémulos compases de los artistas del momento, tales como
Chano Pozo y Miguelito Valdéz, o bien sus escapadas nocturnas con su amigo y representante Ramón; y ese momento memorable, ese en el cual percibe una dulce voz y se mella su motor en las entrañas tras ver a Rita. A partir de ahí, Chico analiza en el musical de su vida, en el temazo sin letra ni pistas de discos, una apasionada historia de amor. Aquella que, pese a los timbales que da la vida, los boleros que tañen despedidas y reencuentros, siempre sonaba entre los dos. Entre viajes, ilustres personajes, anécdotas y una interminable banda sonora de su vida, Chico emprende un viaje al pasado para terminar despierto en el incierto presente.


La obra cinematográfica de Fernando Trueba, Javier Mariscal y Tono Errando -basado en el cómic homónimo- es todo una poesía visual sobre la música. Haciendo uso de una apasionada -y compleja- historia de amor, Trueba y cía presentan un justo tributo al momento culmen del jazz y a la música cubana, a los eternos boleros que, como dulces de Guayaba, son incapaces de pudrirse por los siglos. Durante la película surgen rostros incapaces de borrar, tales como Machito Noro Morales, Charlie Parker, Dizzy Gillespie, Nat King Cole o Tito Puente. Pero también la propia figura de Bebo Valdés -que participa en esta película con su música- aparece retratado en el propio Chico y hasta en secuencias nos acordamos del proyecto Buena Vista Social Club, ese impagable proyecto del cineasta alemán Wim Wenders. Chico & Rita es, en definitiva, una ternura anidada en la melancolía del crepúsculo de los tiempos, el albricio por creer -antes que dudar- que la música es la partitura perfecta de nuestros pasos.






Título: Chico & Rita
Año: 2010
País: España
Dirección: Fernando Trueba, Javier Mariscal y Tono Errando
Guión: Fernando Trueba e Ignacio Martínez de Pisón
Música: Bebo Valdés
Producción: Coproducción España-GB; Isle of Man Film / CinemaNX / Fernando Trueba Producciones Cinematográficas S.A. / Magic Light Pictures

0 comentarios:

 
Design by Pocket Blogger Templates