El bien

lunes, 22 de agosto de 2011










Kirikou et sa mére, dans le film Kirikou et la sorcière (1998).

5 comentarios:

Porsela dijo...

Kirikú – Abuelo, ¿por qué la bruja Karabá es mala?
Abuelo – Porque sufre mucho. Sufre día y noche sin descanso. Lleva clavada en la columna vertebral una espina envenenada. Pero si le quitaran la espina sufriría mucho más de lo que nadie en la tierra puede imaginar. Ella supo lo que era ese sufrimiento atroz cuando unos hombres la sujetaron mientras otro le clavaba la espina. Por nada del mundo querría volver a pasar por eso…
Kirikú – Yo arrancaré la espina de la espalda de la Bruja Karabá. Abuelo, ¿puedo subirme a tus rodillas? A veces me canso un poco de tener que luchar siempre yo solo… y me siento un poco pequeño y tengo un poco de miedo…

Porsela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diebelz dijo...

¿Sabes? Creo que lo genial de las historias de Kirikou es que desprende poesía, cuentos e imágenes que fuerzan a uno a sentenciar que estas películas (o libros) son de obligada referencia para los adultos. Gracias por ampliar la entrada con tu comentario. ;)

¡Salu2!

Porsela dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Este fragmento formaba de una de las actividades que programé para mis oposiciones. La película me encanta, y no pude evitar recordarlo cuando vi tu post.
Un beso.

Diebelz dijo...

Vaya, ¡qué guay que lo hayas metido en la programación porque da para mucho! Con razón aprobastes :P

Otro beso y un saludo a tu media naranja que ví hoy después de años luz! ;)

 
Design by Pocket Blogger Templates