Puzzled Love

domingo, 11 de marzo de 2012


El reloj exhala su existencia. Lucas (Marcel Borràs) arrastra en la soledad de una terminal, huérfana en destinos,  una maleta llena de vacíos. Ahora que Sun (Saras Gil) queda tras sus hombros, las manillas del reloj se manifiestan, subversivas, contra el tiempo y rellena con la arena del recuerdo el pasado que late aún en ese paisaje lacustre del aeropuerto, inerte. La arena del pasado se desliza por su recuerdo, vibran aquellos 13 meses, la primera vez que vio a Sun cuando se disputaban una migaja para poder latir en su nueva ciudad. Las miradas, las disputas, la frenética pasión que los desnudaba tras un pestillo, los momentos de destello donde el mundo giraba según los parámetros de un Il ballo del mattone o aquellos donde la tristeza se adueña de los párpados y las entrañas de un Mad Rush salpicado por Phillip Glass y los miedos tientan a acometer errores. Un año enjaulado, irrepetible donde danzaron mutuamente un amor rocambolesco capaz de hacer enternecer a sus compañeros de piso y originar la envidia en los dioses del Partenon. Un año donde, día a día, dos latidos se amaban pese al premonitorio e inexorable fin, pese al crujir del reloj y pese a este universo líquido, corrosivo, dique que cree anudar a todos sin dejar un ápice a la duda y al sueño despierto y rebelde. 

Sun y Lucas desesperados por no saber qué les depará el destino
Puzzled Love no es una mera historia de amor. La cinta, rodada por trece jóvenes directores de la ESCAC (Escuela Superior de Cine i Audiovisuals de Catalunya) es un proyecto ambicioso donde, hilando trece cortos (trece piezas del puzzle) que presentan trece meses, se consigue narrar y completar la historia de Lucas y Sun. Empleando técnicas, movimientos de cámara, planos, música e imágenes de diversa índole, la película exhibe una gran heterogeneidad en el lenguaje y el estilo cinematográfico de la nueva generación de directores españoles que están comenzando a dar sus primeros pasos. La historia se narra -con un guión excepcional-  plasmando así, de manera fiel y honesta, una amalgama de sentimientos, suspiros y gracejos que encierra toda relación amorosa. Con frescura, ternura y una pizca de humor Puzzled Love brilla por su talento innato, por ese amor hacia el cine que mantiene en su regazo, por transmitir que, ante la vorágine del tiempo y las obligaciones o conductas que trazamos, siempre se puede huir hacia una terminal donde el reloj se cronometre según uno decida y no el tiempo. 


Y si quieren ver la película, pues aquí la tienen...




Título: Puzzled Love
Año: 2011
Dirección: Bruno Sarabia, Pau Balagué, Miriam Cañamares, Josecho de Linares, Gemma Ferraté, Alba Giralt, Alejandro Javaloyas, Marc Juvé, Carlos Pérez-Reche, Eduard Riu, Irene C. Rodríguez, Javier Sanz, Gabi Amione
Guión: Bruno Sarabia, Pau Balagué, Miriam Cañamares, Josecho de Linares, Gemma Ferraté, Alba Giralt, Alejandro Javaloyas, Marc Juvé, Carlos Pérez-Reche, Eduard Riu, Irene C. Rodríguez, Javier Sanz, Gabi Amione
Reparto: Marcel Borràs (Lucas), Saras Gil (Sun), Artur Busquets (Topo), Irene Rodríguez.
Música: Varios
Producción: ESCAC y Escándalo Films S.A.

2 comentarios:

BoliBiCristal dijo...

Yo sé que el mundo está en mi contra para que no estudie... ¬¬

Diebelz dijo...

¡Lamento ser cómplice, N! Y ánimo con los estudios...

¡Salu2!

 
Design by Pocket Blogger Templates