Youssou N'Dour

miércoles, 17 de julio de 2013


Que al menos por un instante
hable el fulani de mis latidos
bajo mi desierto de besos.

Que mi darraa entristecida
eleve los faros y brote
el sabar incomprendido

                                        en soliloquio.


Que el tiesto de los sueños
-ahora esparcidos bajo el Baobab-
conjuguen nuevas partituras para los ajenos
a partir del canto

                                       de Youssou N'Dour.



0 comentarios:

 
Design by Pocket Blogger Templates