Yann Tiersen et la traversée

lunes, 5 de agosto de 2013



Un punto y aparte en la mirada, una sordera plúmbea ante los quioscos, la universal verborrea que brota de la pétrea sonrisa. Invertir en el vórtice de los faros para solo nadar en los océanos interiores y tocar la música que tenga como atrezzo una miríada de astros cuya luz pincelan la azulada noche...



2 comentarios:

Yaiza dijo...

Yo no sé qué tiene Yann Tiersen que me hipnotiza con ese acordeón y esos sonidos tan distintos que empastan tan bien, como si estuvieran destinados a encontrarse por pura lógica. Doloroso y esperanzador a la vez. Y siempre con los ojos bien abiertos, llenos de curiosidad.

Una vez tuve hice un proyecto, un videodiario, y acompañé las imágenes con Monochrome. La Matin me pone los pelos como escarpias y 7 p.m.

Alguna vez tendré que ir a escucharlo en directo, tiene que ser emocionante.

Un abrazo grande, W.
Y que tengas una feliz semana.

Diebelz dijo...


Pues sí, sus canciones son una envoltura mágica, capaces de ser los guiones de nuestras propias bandas sonoras. Y claro que tiene que ser increíble verlo en directo. Ojalá se pasara por aquí...Y genial lo de tu videodiario, oye.

Otro abrazo Yaiza y feliz semana para tí también. ;)

 
Design by Pocket Blogger Templates