Me llaman

martes, 18 de marzo de 2014



Me llaman triste por el ristre de la mirada
dada a cada cabalgada por la eterna ciudad.

Me llaman valiente ente por mi cojera eterna,
tierna pierna que, yerna de mi pasado, es abad.

Me llaman mago, trago dado al atardecer, 
fumando cuando soy Sarajevo, un muerto Simbad. 

Me llaman mentira, por la ira de no conquistarme,
ser el Marne de tu carne, la libertad de Bagdad. 

Me llaman rechazo, hachazo frente a tu egolatría,
ser cobardía del día a día, ser mayor de edad.

Me llaman desierto y es cierto: ya no tengo nada.
Nada en mi rada y no me conoces y soy mi verdad. 

Me llaman bocho en lunfardo, tango en la poesía
ante tu ignorancia rancia que llamas realidad. 

Me llaman derrota, , soy la mota de tu sonrisa
porque crees que soy un pez frente a la red de tu Riad. 

Me llaman ayer cuando soy el hoy en mi conboy, 
un handicap en tu memoria, olvido en tu terquedad.

Me llaman iluso por el uso de sus palabras, 
violadas en tu léxico fléxico de tu Akad. 

Me llaman luz, un parte del arte, un éter del cosmos
y olvidan que soy mortal, que tengo una necesidad.

Me llaman enfermo , veneno, pieza de museo 
cuando solo quedo hecho un Praxíteles de manquedad. 

Me llaman y no me llaman, porque soy el olvido
del supuesto cuerdo recuerdo, tu isla de inmunidad. 


Poem by W., inspirado en la obra "Me llaman", de Nach. 





2 comentarios:

i*- La que canta con Lobos dijo...

¡Qué bueno! Hace mucho tiempo fui a un concierto de este hombre :)

Diebelz dijo...

¡Vaya! ¡Qué envidia sana te tengo! Ver al funambulista de las palabras a flor de piel... ;)

 
Design by Pocket Blogger Templates