Santiago Feliú

sábado, 10 de mayo de 2014



-Sí, lloraba.
Lloraba, se me sale todo y es un orgasmo vital y fundamental.
Si se me acaba el llanto, imagínate tú. Se me acabó el llanto, ¿dónde lo voy a buscar?
Yo soy de llorar.

-¿Por soledad?

-Y por angustia y porque está todo bien, también. ¿Entiendes? Porque me siento feliz. He llorado además por los demás y he llorado mucho además por mí. Y no me canso de llorar. Incluso yo diría que, en el momento en el que lloro, en ese momento es en el que más yo me cuido, más yo me quiero. Y además lloro y se me olvida porque entonces yo no lloro más después.

Eso es una virtud fuerte: llorar. Es una alegría muy profunda.




2 comentarios:

i*- La que canta con Lobos dijo...

Todo está entrelazado, samsara.

Diebelz dijo...

Es el ciclo, así es. ;)

 
Design by Pocket Blogger Templates