Low rising

domingo, 31 de octubre de 2010


Me indica el letargo pero inalterable crujir del cronómetro que escribo mi entrada número 100 en este, mi humilde, errante y arrinconado océano de palabras. Océano este que padeció temporales que incluso devoró memorias vividas, tal y como se observa en ese re-inicio, pero en el cual también surgieron islas, miradas que vuelan, trafican con el tiempo o bien se anidan en este recóndito lugar. Aquí he relatado esas pequeñas cosas que tocan y alteran a uno, que merecen ser contadas por un vagabundo de las estrellas. Y aquí me gustaría seguir volando a poca altura, sin alteraciones ni exageraciones, contándoles, delatando hechos, objetos que atrapan mis parlantes miradas, mi quedas manos, mis indecisos pasos. Y aquí me gustaría seguir reecontrándome con todos ustedes, perdidos y encontrados, distanciados y acercados, lectores y amigos. 

Y para que esta entrada no quede tan insípida les dejo con el último trabajo que sonaba en la radio de The Swell Season. Se llama como el deseo que albergo en este blog: Low rising

¡Salu2! 





3 comentarios:

quemandoescenariosdepapel dijo...

El tiempo pasa y las letras marcan fechas en el calendario...
Mis párpados tiemblan de sueño así que intentaré ser breve, simplemente decirte que... como muchos otros, estoy encantada de estar aquí, al otro lado de la pantalla, traduciendo tus "pequeñas cosas" de vagabundo de las estrellas en imágenes palpables (pero siempre dentro de mi cabeza!)... y genial la canción... me has llevado a recordar la película que hicieron ellos dos y las calles de Dublín y esas otras vidas posibles que pudimos haber tenido siendo otros tantos figurantes del teatro. Buenas noches, W.!

Corso dijo...

Y por 100 entradas más que se conviertan en miles y en millones... y todas ellas bocados de maravillosas historia que disfrutaré gracias a tu generosidad.

Se te quiere, amigo.

Diebelz dijo...

Gracias a ustedes por las lecturas robadas, jeje. Pues L., tenía una reseña de esa película en este blog pero ya sabes, se hundió...¡Yaaa! No hace falta que me pegues! Pero lo cierto que me gustó la peli porque también hablaba del proceso de creación, la música y esas cosas que van más allá...

Y Corso, a ver si nos vemos por el Womad o en Navidad que hace mil que no nos vemos! Por cierto, me enteré de tu vuelta al césped y que fallaste una oportunidad clarísima, jajaja.

En fin, un abrazo a ambos! :P

 
Design by Pocket Blogger Templates