#13 Herbert Grönemeyer - Chaos (1992)

domingo, 12 de diciembre de 2010



Es herrscht das Chaos
und Ruhe gibt's genug nach dem Tod.



Reina el caos
y tranquilidad hay suficiente
tras la muerte.

Un insensato cantó ver las respuestas suicidarse en la calle. Las creencias se vendían al mejor postor, los sueños se encarcelaban en un vetusto Alcatraz y los salvajes seguían cabalgando vacuas bombas llenas de insensateces. Acostumbrado el ser humano a las reglas de un juego destinado a ser perdido por el absurdo, ¿qué hacer?
Un insensato cantó aletear un pálpito, elevarse sobre las chimeneas que dudan su fuego. Para vivir había que ser un insurgente, queridas estrellas. Había que arruinar a los glotones de bancos, deshilar parches del deja vú, convertir las monedas en chocolate, vaciar bolsas navideñas para llenar continentes,  hacer de los maniquíes cuentacuentos, girar un globo sin  gravedad. Ser un insensato más vivo que muerto.




0 comentarios:

 
Design by Pocket Blogger Templates