A S.S. M.M. Los Reyes Magos de Oriente

martes, 4 de enero de 2011


 Queridos Reyes Magos,

como viene siendo costumbre desde hace muchos años, les remito esta carta pese a mis 27 añazos y mi condición de republicano. No es extraña la excepcionalidad que me asalta durante estas fechas, el sentir una simpatía por vuestras majestades que no reinan más reino que la ilusión y no dirigen más ejército que el del sueño. Como bien sabrán he sido -bajo mi punto de vista- bastante bueno. He estudiado hasta desangrarme y, aunque esto no tenga mérito ni es la persecución de un aborrecible ideal de la mentalidad capitalista de nuestros tiempos, es cierto que me permitió adquirir un trabajo en estos tiempos tan difíciles. Al mismo tiempo he tenido que partir hacia un nuevo hogar -demasiado tranquilo, por cierto- en el cual el silencio se resguarda en mí tras irrumpir el ruido en las aulas donde intento arrebatar mentiras y guiar a los jóvenes. Acaso el único error que haya cometido y cometo es anclarme en la nostalgia, no querer abrir brechas en el tiempo, arar que sigo siendo el joven de siempre, el "universitario" con el cual me siguen confundiendo algunos. Y sí, a veces -pero solo a veces- sigo picando a ciertas personas.

¿Propósitos?¿Qué mejorar? Sus majestades sabrán de sobra que nunca se me dan bien estas ilusiones puntuales. Ya madrugo, hago caso a mis padres (a veces), como prácticamente de todo (a excepción del paté y el tofu, entre otros) y he estudiado mucho durante estos últimos lustros; y lo siento, pero lo del carnet de conducir...Está bien, intentaré hacer el esfuerzo pero no prometo nada, ¿vale? 

Sé que no me traerán sus majestades todo lo que pida -llevo esperando la paz mundial y la extinción de las corbatas desde que perdí mi último diente de leche- pero por si acaso pediré algo. Pediré un océano de risas, que las noches sean ecos de amor y que en nuestro calendario sólo se atisben un puñado de pesadillas (por no poder condenarlas al eterno olvido). Quisiera compartir este primer deseo con todos, que al cruzarnos por nuestra ciudad o donde sea, me relaten sus viajes, sus anécdotas en el trabajo, sus nuevos descubrimientos, cómo sus mapas se expanden con nuevos abrazos y miradas. Y, si no es mucho pedir, una cruz cosida sobre unos labios, un milagro que no sea jueves, tan sólo todos los días de un año. 

En realidad no pido más que sobrevivir un año más. El que dejé me enternece porque fue como una novela tolstoniana, un milagro con leves sombras que olvidé pedir y me regalásteis porque se agotaron los calcetines en la planta de moda joven. 

En fin, mandaré esta carta por mail y espero verles mañana en la cabalgata. Ya saben, estaré ahí donde siempre. Volveré a incumplir la norma de irme temprano a la cama porque, con tantos nervios y tantas cosas por las que beber y perderse bajo las aisladas estrellas de mi dorada ciudad, ¿quién puede dormir? Eso sí, la bandeja de dulces está a sus disposiciones aunque les pediría que no tentaran comerse todo el chocolate. 
Un cordial saludo, 

W.


P.D.: No olviden traerles carbón a quienes se lo merecen, a los maltratadores, especuladores, mandatarios y otra gente que se han portado muy pero que muy mal.


4 comentarios:

quemandoescenariosdepapel dijo...

LOCOOO! ¿ya estás contento? ya tienes tu carta escrita! mmm... lo siento pero yo no voy a escribir la mía... a menos que quieras leerla... juju! Entonces... no te gusta ni el paté ni el tofu? y mira que eres nenaza... pidiendo que las noches sean ecos de amor... jajaja, anda y vete a otra parte! pero bueeeno... todo lo demás está muy bien, aunque, sabiendo que la carta es tuya y solamente tuya, no puedo pronunciarme al respecto, ¿no crees? es algo entre tú y tus reyes magos! :P en fin, eso... ¿se piden también deseos por estas fechas? tal vez sobre chocolate en mi despensa también... :P Bueeeno... espero que les llegue tu carta a los reyes magos y que tengas una mañana una noche, una madrugada y una mañana muy especial... :)

Diebelz dijo...

Pues si sobra chocolate en tu despensa tendrás unos momentos mágicos. Es que S.S.M.M. Los Reyes Magos son adictos al chocolate, ya ves...¡te los ganas así de rápido! xD
En fin queee...censuraré eso de los "ecos" y no me seas tú y escribe a los reyes, anda! Todavía tienes tiempo! xD

Joseph Silverman dijo...

Esta es la carta que todos deberíamos escribir. Lo que la hace absolutamente indispensable es que, de alguna manera, trasciende tus deseos para convertirlos gracias al cariño en los nuestros.

Diebelz dijo...

Me alegro poder compartir los deseos con usted y tantos otros porque, limitando tod a la esencia común, es más probable que los Reyes nos traigan esos sueños...

Un abrazo y felices (post) Reyes! ;)

 
Design by Pocket Blogger Templates