#34 Enrique Morente - Adiós Málaga (2008)

viernes, 28 de febrero de 2014


Ya no pintaré más la flecha
ni la hora escrita que el columpio
se lleva con su risa.
Prefiero escribir las palabras solas,
solas palabras
que han de cantar tu nombre.



Un cuarzo lechoso -el último suspiro de la boca muerta- se elevará levitando en la oscuridad en forma de espiral hasta la eternidad. Los ojos, anegados bajo los brochazos del olvido, expirarán la luz en la nada. Como cantos rodados, frotarán entre sí sus recuerdos bajo las olas hasta fundirse en la negrura del mar. Los espejos cicatrizados -en un déjà-vu quebrados- se disolverán sin acuse de recibo, sin aval, sin una frontera fatal. No habrá caja negra que corrobore los vuelos de los besos, ni museos donde exhiban las caricias, lienzos de sonrisas. No habrá estatuas que inmortalicen la conquista de la luna en tu ciudad, ni se hallarán en librerías, bibliotecas, ni en un simple periódico, instantáneas convertidas en inertes sustancias. 

El latir un fumar, un flash, un cardiograma con fecha de caducidad.

0 comentarios:

 
Design by Pocket Blogger Templates